1185

Somos Hermanos en Cristo

13/07/2008



¡ Hermanos y amigos aquí presentes!

Os saludamos en el nombre de Cristo.

Con gran alegría nos encontramos entre vosotros.

En la sencillez del ambiente reside la majestuosidad del pensamiento fraterno, y a pesar de que el mundo no cultiva la simplicidad, es en el ambiente puro y sencillo de las intenciones verdaderas, donde florece la luz que sostiene a vuestra humanidad. La presencia amistosa de los Hermanos Mayores se debe a la pureza de los sentimientos de los espíritus en busca de progreso.

Yo mismo estuve encarnado en la Tierra, llevando a cabo las acciones y correcciones que proporciona el trabajo redentor, como orienta la Ley del Progreso. Mi presencia aquí, en este momento, es para estimularos a que continuéis en este camino con fuerza y coraje, determinación y fe; pues aunque los ojos materiales no puedan verlos, muchos son los espíritus amigos que se acercan a vosotros, trabajando arduamente, día y noche, velando por vuestra salud física y mental, quitando los obstáculos del camino de quienes siembran, sin que se den cuenta de las piedras que son retiradas de su camino. Cuando, por ventura, un tropiezo inevitable os cause dolor en el dedo del pie, elevad vuestra mente a lo Más Alto, en agradecimiento a Dios por ese pequeño obstáculo, recordando que los más grandes, que con certeza os harían detener la marcha, han sido por Él retirados.

Que la paz en vuestros corazones sea el preanuncio de mucho trabajo en la Tierra, pues muchos son los necesitados y pocos los deseosos de prestar ayuda. En la Cartilla Divina esta es la lección primordial, amar al prójimo como a uno mismo.

Haciendo siempre el bien, ayudando cuanto sea posible, ofreciendo una mano en amparo de los que sufren, sin olvidarse nunca de que estamos en tiempos de guerra, guerra del Bien contra el Mal, donde prevalecerá la Luz, aunque entre la victoria y el momento presente, muchas luchas y combates difíciles e intensos tendrán lugar.

Os dejo con la palabra amiga de ánimo, para los trabajos continúen como están, pues estamos junto a vosotros.

Salve el Divino Jesús, Aquel que a todos nos guía.

Somos hermanos en Cristo.

El amigo Chico Xavier

GESH – 16/09/2006 – Psicofonía – Iuna, ES – Brasil

 

Nota: Mensaje recibido en Iuna, ES – Brasil. Visita del GESH al Centro Espírita Cristão São José.




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web