1297

La hora es grave y necesita la participación de todos

29/01/2009



¡Paz en Jesús!

Después de la tempestad llega la calma, que permite a los seres humanos reconocer los estragos que deja la "fuerza de la naturaleza". No tienen las personas, habitantes de la Tierra, sentimientos inherentes a la condición humana; a pesar de esto, las reacciones naturales derivadas de los fenómenos de la naturaleza no conocen la melodramática colección de sentimentalismo propio de las criaturas.

La naturaleza reacciona cada vez más, intentando reequilibrarse, adecuándose a las nuevas condiciones dadas por las perturbaciones impuestas a sí misma. Y aunque los seres humanos entiendan y reciban como venganza cruel y fría por parte de la madre naturaleza, las catástrofes naturales, no son más que la cosecha de los desequilibrios impuestos al Planeta, morada concedida por el Padre, a esta humanidad.

Es inevitable que así sea, pues el nivel de perturbación ha alcanzado grados tan elevados que nos impiden detener la "fuerza deflagrada por la naturaleza". Por eso, hemos estado divulgando entre vosotros, aunque ese esfuerzo sea ignorado por muchos, pues las personas transitan en la materia desconectadas de la realidad que avanza en vuestro planeta.

Los acontecimientos informados ampliamente como hechos aislados, están todos conectados entre sí y representan la reacción tardía de la naturaleza a las interferencias provocadas por los seres humanos, ya sean en el plano material o en el plano astral.

Hermanos, se ha iniciado el proceso de reajuste planetario, donde el Cuerpo de la Tierra indiferente al sentimentalismo humano, intenta recuperar su equilibrio. Cualesquiera que sean los continentes o los pueblos en ella alojados, "la fuerza de la naturaleza no los reconocerá" y solamente la Ley del Karma podrá salvaguardar la presente encarnación de aquellos que no estén marcados para perecer en este tiempo. No obstante, estos tienen un gran compromiso con la espiritualidad, en el sentido de auxiliar todo lo que puedan a los que les rodean, los necesitados y carentes.

Que permanezca en vuestra mente la lección, pues también llegará vuestra hora de prestar auxilio y socorro a los que sobrevivan a vuestro alrededor. Es el Planeta entero, que reacciona en todas partes y de múltiples maneras.

Oiréis decir que están sucediendo catástrofes naturales, pero en vuestros corazones ha de permanecer la confianza y la fe en Dios, la certeza de que el Plan Mayor está guiando vuestros pasos y orientando vuestras manos al servicio.

Que vuestras palabras sean de consuelo y también de orientación para aquellos que están a vuestro alrededor.

La hora es grave y necesita la participación de todos para concretar el Plan Mayor de Transición Planetaria.

Que Jesús, infinitamente Bueno, Justo y Amoroso nos ilumine a todos en esta jornada de dolor y sufrimiento que atraviesa y atravesará la Tierra.

¡Salve Jesús!

¡Salve Aquel que nos guía!

Shama Hare

GESJ – 07/05/2008 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web