1718

Un sueño muy interesante...

15/01/2010



Había terminado una tarea, que no me acuerdo cuál era, en el fondo del mar en "Fernando de Noronha". Salí del agua y caminé hacia la hospedería donde estaban alojadas las componentes del Grupo de Estudios Shama Hare (GESH).

En cuanto llegué, le pedía al recepcionista que llamase a la habitación de Dª. Margarida, avisándola que la esperaría en la sala de entrada del hostal.

Él, me respondió:

– ¿No sabes lo que ha pasado?

– ¿El qué? No entendí qué quiso decirme...

– Deja que te explique: ellas (se refería a las componentes del GESH) desayunaron y se marcharon al aeropuerto. Una vez allí, embarcaron, pero el avión no llegó a despegar porque explotó.

– ¿Qué explotó?

– Sí. Colocaron una bomba en la turbina del avión y cuando el piloto activó el mecanismo para despegar, explotó. Han muerto todos los que estaban en el avión.

– ¿Y cómo te has enterado de todo eso?, le pregunté, mirándole directamente a los ojos para ver si estaba diciendo la verdad.

En ese mismo momento, cambió su fisonomía. Vi que se trataba de un Reptiliano, disfrazado de recepcionista. No dejé que percibiera que le había "descubierto".

Instantes después, continuó:

– Llamaron del aeropuerto para avisar de lo ocurrido y que les diésemos los datos de todas, para facilitar las búsqueda y reconocimiento de los cuerpos. En pocas horas, contactarán con las familias para avisarles del accidente.

En ese momento, vi a Zambi* detrás de una columna en la terraza del hostal. Me hizo una señal para que fuese hacia él, pero primero tenía que terminar la conversación con el Reptiliano y salir de allí sin que me vigilase.

– ¡Hum...Bueno, está bien! Me voy al aeropuerto a que me den más información, a ver si puedo ayudar en algo. Cualquier novedad me avisas, porque puede ser útil para esclarecer este "infeliz acontecimiento". ¡Gracias y hasta luego!

Él afirmó con la cabeza y se fue hacia el interior del hostal. Aprovechando la ocasión, fui hacia Zambi, que en cuanto me acerqué, me dijo:

– ¡Vámonos rápido de aquí! Después te cuento todo...

Al acabar de hablar, hizo un gesto para que montase sobre un "leopardo". A su vez, él montó sobre un "león". Salimos de allí sin dejar rastro.

Llegamos a la isla "Dos Hermanos". Caminando por la playa, Zambi me esclareció lo siguiente:

– Nosotros preparamos un simulacro para que los Reptilianos pensaran que las compañeras del GESH habían fallecido, incluso antes de que el avión despegara.

– ¡ah, vale! Noté algo diferente en cuanto llegué al hostal. Dª. Margarida Ya nos contó algo parecido en otros viajes realizados por el GESH. Ella no me dijo ni el día ni la hora en la que el Grupo se marcharía. Me encomendó un trabajo junto a nuestros hermanos Subacuáticos. En cuanto terminé, fui a contarle el resultado de la tarea.

– No te avisó, precisamente para que menos personas supieran que el trabajo del Grupo ya había terminado. Cuanta menos gente lo supiera, mejor para el funcionamiento de los planes. Así, llegarán más tranquilas y seguras a Vitória. No pienses que se han olvidado de ti. Antes de dirigirse hacia el aeropuerto, me pidió que te avisara de que el trabajo había terminado, y que en breve os iríais a encontrar en el GESJ.

Le sonreí, respondiendo:

– menos mal que no me desesperé con la noticia que me dio el Reptiliano en el hostal. Podría haber echado todo el trabajo a perder.

– Exacto, hermana. Mente disciplinada y siempre volcada hacia lo Alto; equilibrio, fe y seguridad, pues formamos parte de un mismo engranaje: si uno de los componentes se desajusta, todo el trabajo se ve afectado, directa o indirectamente.

Al terminar nuestro diálogo, Zambi se fue "evaporando". Era como si hubiese estado conversado con un espectro o una proyección. Aún pude ver su imagen y dos de sus "felinos" sobrevolando el archipiélago de "Fernando de Noronha", pasando por la zona habitada, la vegetación, las playas, en fin, todo el archipiélago recibió su protección.

Vi muchas ondinas, delfines, ballenas y otros animales acuáticos saludando o agradeciendo por la Paz y el Amor restaurados en la aquella región. Antes de volver al cuerpo físico, me quedé embelesada con la isla de "Dos Hermanos". Sentí que allí, entre las dos piedras que componen este monumento natural, había un Portal (positivo). Puede ser que esté engañada, pero la vibración de esa isla "Dos Hermanos" es muy fuerte e intensa, y hace que vibren en mí sentimientos sublimes y bienhechores.

GESJ – 06/11/2009 – Vitória, ES – Brasil

Nota *: Zambi, Espíritu de un grande Comandante de Guerreros africanos y de un grupo de espíritus felinos muy bien adiestrados.




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web