169

La Fe

15/10/2001



Se demora el ser humano terreno por valorar aquello que vé.

Si ellos pudieran distinguir la luz que se les acerca y les conduce bondadosamente, entonces no temerían.

Sigan estas instrucciones: que sus mentes tengan fe y su espíritu tenga la fuerza para apoyarla y todo les será concedido según su merecimiento.

La fe es para el ser humano encarnado como el timón de un barco; le permite cambiar de dirección en el mar bravío y conducir con seguridad a sus tripulantes en medio de la tempestad.

Levanten los timones de sus vidas y todos serán hombres de fe.

 

Hermano Francisco, el 11/09/01
GESH, Vitória(ES), Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web