2628

Muchos piden ayuda, pero pocos pueden recibirla

30/08/2012



¡Hermanas de trabajo, os saludamos en el nombre de Cristo!

Las Ciudades Intraterrestres han abierto sus puertas para recibir a los miles de sufridores que llegan a este otro lado, ignorantes de lo que se iban a encontrar en el mundo astral; están siendo asistidos y encaminados a tratamiento.

Algunos, cuyo raciocinio no se ha visto del todo comprometido en el desenlace, están empezando a asistir a clases preparatorias con nosotros, para ayudar en tareas de orden y recepción de los que van llegando. Todo bajo nuestra orientación y supervisión.

Aunque en vida no hayan recibido ninguna información sobre la existencia del Mundo Subterráneo, en su interior no pusieron barreras a lo "nuevo y desconocido"; de ahí que se desarrolle con facilidad el tratamiento y su posterior recuperación.

Tal vez, para espanto de los encarnados, esas personas que se ofrecen a ayudarnos son los que, en vida física, no estaban vinculados mental ni físicamente a ningún credo ni orden religiosa, que les esclavizara en su forma de pensar y actuar, siguiendo al "pastor tan ciego como su oveja".

No obstante, son pocos estos hermanos desprendidos, debido a la dificultad de encontrar manos dispuestas a ofrecerse para las tareas de socorro. Infelizmente, la mayoría viene con conceptos, ideas y prácticas religiosas que prenden mentalmente al ser humano, que debería ser libre porque así él fue creado.

Para estos, la estancia en las Ciudades Intraterrenas es rápida, sin que posibilidad de que exista el diálogo esclarecedor, visto la confusión mental que crean en algunos momentos, pues nos ven como "demonios" que los llevarán al "infierno eterno".

Nosotros también hemos visitado a muchos profesionales del área de la salud en el plano físico, que cada vez más se encuentran con casos de difícil solución, creando el caos en clínicas y hospitales, debido a los enfermos de la mente y el cuerpo.

Ofrecemos ayuda a médicos, enfermeras y otros profesionales del área de la salud, para entrenarlos y encontrar la mejor forma de detectar el problema, tratando y aliviando el sufrimiento. Cuando se nos permite, guiándolos en el camino de la cura, con diagnósticos más precisos.

Lo que podemos decir sobre este trabajo es que muy pocos han aceptado nuestra ayuda. En algunos casos, la persona entra en pánico y corre al vernos. En esos casos recurrimos a la sonoterapia, y junto a su Guía Espiritual recreamos la imagen en su mente, para que al despertar, no se quede perturbado y genere problemas en su desempeño como profesional.

A los profesionales que nos aceptan les pasamos orientaciones de nuestros procedimientos adaptados a la medicina terrenal, y con eso, intentamos aliviar el fardo del enfermo, siempre dentro del consentimiento Divino de su rápido restablecimiento.

Ese es el escenario actual de la humanidad: muchos piden ayuda pero pocos están preparados para recibirla.

Paz en vuestros corazones.

Orcadim

Intraterreno

GESH – 28/07/2012 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web