181

Socorro Fraterno

07/01/2002



Paz, siempre!

Queridos hermanos, muchas ciudades del astral inferior ya están saneadas. Sus antiguos habitantes, hermanos suyos, a través del socorro fraterno ya están bajo orientación de los Siervos Divinos que les asisten y dirigen la preparación de conducción hacia mundos afines.

Algunos evolucionaron tanto que, rogando a Jesús la gracia de la oportunidad redentora del trabjo, ayudarán en la tarea más difícil de la operación rescate: separar un alma de un cuerpo físico estropeado, calmar y disminuir el pánico cuanto sea posible.

Como bien saben, existen en este orbe varias personas que tienen vibraciones angélicas en esta existencia, pero que permanecen ignorantes de los reinos del Padre. Arraigadas a las ideas erróneas pregonadas por personas inescrupulosas que buscan el lucro fácil, se aprovechan de la condición de pobreza y de la ignorancia para sacar provecho.

Implantan a través del lavado cerebral, la idea de que el cielo es una gran ciudad cubierta de oro y que sólo lo alcanzarán aquellos elegidos del Padre, o sea, los que confiaran y se entregaran a las manos de dichos emisarios.

Su planeta sucumbirá a los rayos y truenos. Del cielo vendrá el socorro. Sus hermanos atentos a las señales están aguardando. Mientras tanto, vayan y divulguen las palabras y enseñanzas de Jesús.

Paz, siempre!

 

Antak, el 09/02/01
GESH, Vitória (ES), Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web