2818

O Padre no mide nuestras flaquezas ni debilidades

11/04/2013



Videncia – Vi a varios compañeros que ya habían colaborado aquí en la Casa, reunidos para dar una charla en el plano astral. También había otros que aún forman parte del GESJ. João Batista era el conferenciante. Enseguida capté sus palabras:

¡Hermanos, que la paz de Jesús envuelva nuestros corazones!

Recibisteis la invitación y se os ha reunido aquí para confirmaros que aún hay tiempo.

Antes de la presente encarnación, escuchasteis la llamada de los Instructores de Luz convocando a trabajadores para el grave período que la humanidad iba a atravesar.

Fuisteis informados de las dificultades, amarguras y sinsabores que enfrentaríais. Se estudiaron las necesidades de cada uno de vosotros; y de vuestra ficha kármica fueron destacados los puntos de convergencia con la necesidad de servicio en este tiempo.

Esclarecidos, recibisteis las credenciales para iniciar la preparación que os conduciría a la reunión en la materia (plano físico) donde deberíais actuar en labores mediúnicas (como médiums). Y así se hizo. Mientras tanto vuestras almas, haciendo uso del libre albedrío, optaron por otro camino. Incluso habiendo sido prevenidos de la importancia de vuestra colaboración en esta Siembra de Trabajo.

Nuestro deber es respetar vuestras elecciones, y no estamos aquí para recriminaciones ni reprimendas que puedan compungiros.

Atendiendo al imperativo de servir, ante los pedidos realizados por innumerables hermanos ligados a vosotros, que se encuentran en "planos más elevados"; atendiendo las oraciones que os devotan vuestros Guías Espirituales, mediante la autorización concedida por el Maestro Ramatis, os reunimos para invitaros una vez más al trabajo de preparación de la humanidad, para el enfrentamiento de las dificultades del fin de un "Ciclo Planetario".

No importan vuestras trayectorias hasta este momento, si hubo fallos o deserciones.

El Padre no mide nuestras flaquezas ni debilidades, pero alimenta con Su Amor nuestras virtudes, para que germinen y den frutos.

Hay mucho trabajo y son pocos los trabajadores. Venid a uniros, una vez más, a la Familia Ramatisiana, renovando los votos de restauración de los errores del pasado, mediante el servicio, para la edificación de un futuro diferente.

Somos hermanos, Trabajadores de la Luz, y como tales, afirmamos que aún hay tiempo para abandonar las amarras y volver a las lides espirituales.

El Amado Jesús permitió este encuentro, y a Él rendimos toda la gloria y el honor. En Su Nombre nos despedimos haciendo votos para que reflexionéis y decidáis servir nuevamente con nosotros.

Paz siempre.

João Batista

GESH – 01/03/2013 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web