2974

Lo que presencié en el Festival de Wesak

28/08/2013



Debajo de nosotros había un valle. El tiempo parecía estar parado. El cielo estaba azul, a pesar de ser de noche. Los peregrinos caminaban, algunos admirando la secuencia de colores.

Salimos de la meseta y caminamos en oración, el aire empezó a densificarse y nos costaba respirar. Sentí mi cuerpo flaquear. Los monjes que seguían juntos me ayudaron, pues debíamos llegar a algún lugar.

Caminamos un poco más y vi a Margarida y a Shama Hare sobre un mirador parecido al anterior, aunque más alto.

Al llegar escuché a Shama Hare, que miraba al horizonte diciendo:

– Invisible a los ojos, las energías de los Maestros atraviesan nuestros cuerpos sutiles curando nuestra alma desde dentro hacia afuera, ajustando nuestras vibraciones con la armoniosa vibración divina.

Cuanto más dóciles nos postramos ante los Maestros, más profundo penetran en nosotros sus energías, y así absorbemos de la Fuente Viva de Su Amor, la paz y la ventura celestial.

Para los "Iniciados", beber del cáliz dorado es un gran honra que sella su compromiso con el proceso espiritual que anhelan, ya no como caminantes errantes, sino como discípulos, en cuya consciencia nace la voluntad de evolucionar.

Se derrama sobre muchos, pero lo absorben apenas los pocos que ya presienten su presencia.

Absorbiendo la dádiva amorosa, el Crucero implantado concentrará y distribuirá sobre la Patria del Evangelio las bendiciones derramadas por el Buda de la Compasión, condensando las sutiles y elevadas vibraciones en el nivel más perceptible para los seres encarnados.

Es una usina transformadora, la del Amor de Jesús que es distribuida como un trampolín energético, para los que deseen saltar de la condición de deudores a la de Servidores de la Luz.

Margarida y Shama Hare permanecieron observando a los caminantes y conversando sobre ellos. Comprendí que el Maestro Shama Hare iba indicando la condición de muchos de ellos, conocidos de Margarida. Ella miraba y movía la cabeza, seria y con expresión de estar conforme.

Retornamos a la meseta, donde estábamos anteriormente. El cielo se cubrió de un bello tono blanco que indicaba la presencia de otro Maestro de la GFBU (Gran Fraternidad Blanca Universal).

Vi una compañera del GESJ dentro de la montaña. Estaba revestida por capas de burbujas hechas de un material que no consigo explicar, pero parecían enormes burbujas de jabón.

Dentro de la montaña, ella y Shama Hare bajaron en una especie de elevador, hasta llegar a una sala de observación desde la que se veía a la "Bestia", sin que ella se diera cuenta.

La sala era porosa y noté que permanentemente fluían energías de dentro de la sala hacia el lugar donde estaba la Bestia. Las dosis eran imperceptibles aunque permanentes, y eso atenuaba a negatividad de aquella "fiera" que podría ser aún peor de no existir dicho sistema.

Supe que aquella energía abastecía cada año al Festival de Wesak, y era consumida durante un año.

La porosidad natural de la montaña filtra la energía que llega hasta la "Bestia" y al mismo tiempo absorbe y neutraliza parte de su negatividad.

Penha seguía guiando a un grupo de mujeres, que vestían de blanco y parecía ser la primera vez que participaban en la "Fiesta".

Penha estaba vestida con una ropa blanca. Una capa cubría su espalda, sujeta por delante con un lindo broche del triángulo y la cruz. En sus ojos había un brillo de felicidad inexplicable.

GESH – 25/05/2013 – Festival de Wesak – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web