3020

Nosotros no escogemos, somos escogidos, aún somos pequeños servidores – Parte 1/5

07/10/2013



¡Salve Jesús!

¡Salve el Maestro Ramatis, que guía nuestros pasos en la senda del progreso!

Aproximarse a la corteza terrestre no está fácil. Muchos mensajeros se aproximan y traen sus palabras amigas, esclarecimientos y mensajes de consuelo y esperanza.

Atraviesan la gruesa capa de polución psíquica, emitida por los seres humanos, habitantes del Planeta. Realizan grandes esfuerzos energéticos en este proceso. Llegan cumpliendo la determinación del Padre de servir a la humanidad, pero aquellos que asumieron el compromiso de recibir en este tiempo los presentes de luz, se recusan a hacerlo, o cuando los reciben, se lo guardan como si fuesen los elegidos; aún no han comprendido el mensaje del Maestro Jesús, que enseña a dar más de lo que se recibe.

¿Qué sentido tendría tanto esfuerzo para que fuera un privilegio de media docena de Servidores de la Luz?

Es necesario reflexionar, pues las bendiciones recibidas están destinadas a un número mucho mayor de seres. Muchos de los que existen en la Tierra no tiene interés en las verdades sublimes y superiores; luego están los que ocasionalmente muestran interés, movidos por la curiosidad o la voluntad de impulsar su carrera, o de destacar en el servicio mediúnico, diferenciándose de los demás.

No obstante, ninguno de ellos posee raíces profundas en su deseo de recibir tales informaciones; todos ellos están marcados por los fuertes trazos del egoísmo, aún presente en su alma.

Pero, entre todos también existen aquellos con un deseo sincero de comprender el Universo en el que están inmersos, de buscar el entendimiento de las Leyes de Dios, de desarrollar la fraternidad, anhelar la felicidad plena de los hermanos, conviviendo fraternalmente. A estos están destinados los Presentes de Luz enviados por Dios.

Por eso, cuando llegan las comunicaciones, no deben estancarse en los grupos que las reciben. Deben salir de las paredes de los Núcleos de Trabajo Ramatisianos y alcanzar a los hermanos sedientos de luz, aspirantes al progreso y la evolución.

Es mucha la responsabilidad asumida por aquel que pidió el trabajo como oportunidad redentora, como camino para el progreso y el salto evolutivo.

(Continúa en el Mensaje Semanal 3021)

América Paolielo Marques

GESH – 27/07/2013 – Psicofonía – Vigilia Jacaraipe – Serra, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web