3397

Tened fe!

27/04/2015



Videncia – Veo a María de Nazareth llegando hacia nosotros. Usa una vestimenta sencilla y tiene una apariencia sublime. Extiende las manos y nos guía hacia un valle oscuro, donde hay un castillo. En las torres están colgados varios espíritus de personas. Surge entonces un gigantesco dragón, con una cabeza enorme, y se traga a las personas.

Pregunto: cómo puede ser posible?

María de Nazareth responde que hay mucha ignorancia entre los seres humanos, y que en las regiones Abisales existen criaturas que viven como en los tiempos primitivos donde había sacrificios al "dios de la venganza y del odio" y que para aplacar la ira de los dioses vengativos, debían sacrificar personas.

Fuimos convidadas a participar de una importante batalla para acabar con aquel lugar, rescatar a los espíritus sufridores y matar al dragón.

Después, capté el siguiente mensaje:

 

Hijas amadas!

La paz y el amor sean con vosotros.

A los corazones de los que sufren les decimos: tened fe!

Auscultamos vuestras almas sufridoras y os enviamos profusiones de amor desde nuestro corazón, para aliviar vuestro fardo.

En el nombre de Jesús, limpiamos vuestras llagas y alimentamos vuestras almas de esperanza.

El sufrimiento es pasajero, pues la existencia terrena es un lapso de tiempo ante la Eternidad.

Seguid resignados ante el dolor, para que alcancéis las bienaventuranzas.

Sed caritativas y fraternales con aquellos cuyo dolor extrapola vuestra comprensión.

Los Designios de Dios están más allá de vuestra comprensión. La mente limitada de esta humanidad no consigue evaluar las bendiciones libertadoras enviadas a través de las oportunidades para limpiar el alma y recuperar el camino del progreso.

Apenas veis y sentís el dolor físico; no obstante, si pudieseis ver el alma que sufre resignada y llena de fe, veríais como se desprenden de ella las máculas adheridas debido a las transgresiones de las Leyes de Dios.

El alma emite chispas de luz a medida que se desprende del cemento acumulado durante milenios de rebeldía.

Muchas veces, en una única existencia, se produce una caída vertiginosa, moral y espiritual, del alma; con todo, demora muchas existencias para recuperarse y readquirir el equilibrio.

Ese es el momento de impulsar vuestra alma a la ascensión espiritual.

Estamos a vuestro lado, caminando con vosotros por los atolladeros, en la oscuridad, rumbo a la Luz de la renovación y del progreso de vuestro ser.

No desistáis de luchar cuando la batalla se vuelva áspera, porque en ese momento, estaremos más cerca de vosotros, para impulsaros a la victoria de la Luz sobre las Tinieblas, victoria plena del alma en ascensión.

Hosanas en las alturas! Jesús está con vosotros.

María de Nazareth

GESH – 29/11/2014 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web