3436

Aún os encontráis en la categoría de exiliados

30/06/2015



Hermanas, benevolencia entre hermanos, y paz entre vosotros.

En estos momentos no hay como detener la marcha de los encarnados y desencarnados que caminan hacia el final de una humanidad que recibió en su seno al Ángel del Amor. Antes de Él, fueron varios los Maestros e Instructores que vinieron lentamente a preparar la mente del pueblo, para lo que vendría: dolor, lágrimas y redención.

En un lapso de tiempo tras la salida del Ángel Jesús del mundo físico, la humanidad se perdió. No supo cultivar las enseñanzas que dejó en sus corazones; no se fijó en las mentes las palabras de amor, perdón, resignación ante las dificultades; no se comprendió al prójimo ni las alertas sobre lo que no se debía hacer en la prisión de carne (encarnación), oportunidad para aumentar el extenso foso de errores y resentimientos que ya existían en vuestras vidas.

La humanidad hasta hoy no ha entendido que los grilletes que la encadenaban al Orbe no eran para subyugarla ni humillarla mientras estaba encarnada en un exilio reparador; las cadenas servían para contenerla durante un breve período de intenso aprendizaje, con profesores acreditados que la capacitarían para vuelos más altos, parajes más serenos y convivencias más fraternos.

Los hermanos terrenos pasaron por varias civilizaciones; adquirieron conocimientos avanzados. Sin embargo, qué hicieron?

Lo desperdiciaron todo por la efímera gloria del poder, por la dudosa alegría de las sensaciones físicas y por la inequívoca conquista del dominio de la vida, olvidándose de que la vida no es de su propiedad, para disponer como le parezca, sino que fue entregada por el Padre para que volviesen más sabios y en estado más puro de luz.

A los izquierdistas que se sacian en los bienes materiales, les preguntamos: Os habéis olvidado de los siglos que peregrinasteis en los abismos de la iniquidad, donde la luz no penetra, donde la compañía que recibís es la de seres tanto o más endeudaos que vosotros?

No obstante, por vuestras propias manos seréis irremediablemente atraídos a los paisajes que preferisteis olvidar al implorar una nueva reencarnación.

Con el corazón entristecido os informamos que la próxima jornada de los que escogieron la izquierda de Cristo, no traerá reencuentros felices, comodidades materiales, poderes y mandos absolutos que los guiarán a los altos cargos.

No, hermanos! El futuro que aguarda al izquierdista reincidente será doloroso, y en su mayor parte solitario, con una vida estéril de bienes, que en el pasado recibió y abusó.

No obstante, no caminaréis desamparados, pues es cierto que el Padre no abandona a Sus hijos. Con todo, los Mentores y Guías poco podrán intervenir en vuestro favor, visto que perderéis el derecho de suavizar las pruebas y sólo el arrepentimiento sincero, la transformación de la paja en trigo y el perdón de las ofensas constarán en la carta de recomendación en los milenios futuros.

A los derechistas, les pediremos perseverancia, pues muchos, convencidos de su victoria, se han relajado en vigilar y observar las Leyes del Creador y han caído drásticamente en las redes de las Tinieblas. No os olvidéis que aún os encontráis en la categoría de exiliados y que no superasteis las pruebas pasadas. Por lo tanto, no deis por sentado el título de "Derechista".

Demostrad a través de las acciones, de la voluntad sincera de progreso, del deseo de servir y de la búsqueda de la liberación de las amarras que sólo vosotros sabéis, en los recesos de la mente, cuánto lucháis para deshaceros de ellas.

Hoy os traemos estas palabras, duras en algunos momentos, porque en el pasado, estuvimos en escenarios semejantes, con inquietudes parecidas, y sólo la perseverancia en el Bien, en el Amor y en el Perdón nos condujo a mundos mejores.

A pesar de que un izquierdista será, un día, un ser iluminado, la caminata será penosa hasta alcanzar la victoria, y nosotros, por Amor, Misericordia y Permiso del Padre, os alertamos de los peligros del camino y os guiamos por el sendero estrecho, pero directo, sin desvíos, que ya sabemos adonde llegará.

No desfallezcáis, hijos del Creador, hermanos en humanidad! Falta poco para que adentréis en los portales de la buena ventura, para que rompáis la franja de la victoria, pues el título de derechistas en la Tierra es efímero, pero en las Moradas Sublimes, es un derecho para aquel que a duras penas lo ha conquistado.

Que el Señor de los Mundos os bendiga.

Maestro Saint Germain

Maestro de la GFBU

GESH – 13/03/2015 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web