3743

La Discoteca

08/02/2018



Inicialmente, me vi en una región oscura y esfumada que pensé que se trataba de una región umbralina.

Pero, luego percibí que era la visión del doble de una región del plano físico. Se trataba de una discoteca en São Paulo o Río de Janeiro, algo relacionado con el fútbol. El dueño o uno de los dueños de la discoteca, creo que es un jugador de futbol.

En la puerta de entrada de aquella casa de diversión, en el plano astral, había dos lagartos, estatura humana, vistiendo traje y corbata y trabajaban como porteros. Era todo muy extraño lo que veía y, hasta cierto punto, gracioso.

Algunos hombres, jóvenes, llegaban y al pasar por los porteros, los saludaban. Hasta entonces, todo bien, si los jóvenes no fueran personas pertenecientes al mundo físico. Confieso que me quedé intrigada con lo que veía. No dio para percibir cómo "esa cosa" funcionaba. Sin embargo, tengo la impresión de que los jóvenes humanos eran videntes y los veía como porteros comunes, seguridad en el plano astral.

Sabemos que, entre las tantas habilidades que los reptilianos son expertos, una de ellas es camuflar su legítima apariencia, presentándose a las personas de la manera que ellos quieren para impresionarlas.

A continuación, entramos y quedamos ligeramente separados. En determinado momento, las puertas se cerraron detrás de nosotros y nos vimos dentro de un gran salón, donde predomina una luz roja. Un hilo de luz en forma de tubo, que no dio para ver de dónde venía, circundaba a todas las personas. Este hilo grueso o tubo fino, después de atar el grupo, los conecta atravesando el chakra esplénico de cada uno. Era como si fuera un collar, cuyas personas eran cuentas y el hilo de conexión era el tubo de luz.

Después de ese procedimiento, vi llegar a un "hombre-vampiro", fuerte, de aproximadamente dos metros de altura, que comenzó a succionar las energías de las personas del grupo, a través del tubo de luz. Al final de la operación, ya saciada su sed, él se retira y sus seguidores, empleados, deshacen los ligamentos.

Después de esa increíble videncia, uno de los amigos del GESJ pasó, por psicografía, la explicación:

 

 Dotados de extrema habilidad dominadora, los Magos Negros se dedican a organizar grupos de trabajo que les sirvan como instrumento de manipulación y aprovechamiento de las energías de encarnados. Estudios meticulosos preceden a la elección "de los ambientes" y de "grupos de encarnados" que les sirvan de alimento energético.

Los posibles daños en el organismo humano del donante son calculados para que no se agote la fuente abastecedora, cuyos donantes, inconscientes e involuntarios, no vengan a fallecer y no queden enfermos. Toda la organización, y encarcelamiento a distancia, representa empleo de energía considerado precioso por los Magos. Por lo tanto, las víctimas no pueden ser descartadas.

Los grupos elegidos son alternados en el suministro de las energías de su Señor que domina extensa área, deteniendo sobre sus cuidados varios grupos. Mientras un grupo se reanima, de la última "merienda" absorbida por el Mago, se aprovecha de otro grupo, y así sucesivamente, de manera que, al regresar al primer grupo que fue succionado, sus componentes obtuvieron el tiempo suficiente de reponer las energías necesarias para otro repaso del Vampiro.

Muchos humanos, "piezas claves" por la facilidad que ofrecen en la transfusión de energías, son cuidadosamente monitoreados, acompañados de cerca en su día a día para que otros espíritus no se apoderen de ellos, robándoles la carga preciosa.

Estas personas son víctimas del apego a la materia. Se acreditan inmunes al mal, pues todo para ellos "se da bien. ¡Es obvio que son realmente protegidos por los Tenebrosos! Se Refuerza en su subconsciente la confianza de no ser personas malas, pues todo de bueno y positivo logran en el plano físico, con facilidad.

Tristes de los hombres que en los bienes temporales depositan su satisfacción íntima. Son esclavos y ni siquiera se dieron cuenta "de lo que" y "a quien" sirven.

Muchos entrarán en shock al descubrir que todo el tiempo en que vivieron encarnados, alimentaban almas perversas y dominadoras, cuyas tendencias destructoras se aprovecharon de sus energías para practicar el mal, en actos innominables.

Terráqueos, cuidad de los bienes preciosos que habéis recibido. Atentos para el empleo cuidadoso y amoroso de las energías que recibisteis del Padre. Estas se destinan no a vuestro ocio terreno, sino a la labor constructiva del espíritu en desenvolvimiento en la Tierra.

Servir más, cuando la duda os aflija. Entregad al Padre vuestros deseos, pues así como nada acontece que no sea de Su Voluntad, ningún designio es ignorado por Ello, cabiendo apenas a los hombres la aplicación de la Ley de Retorno que afirma: “a cada uno, según sus obras”.

Trabajad y aguardar la bendición del tiempo regenerador y brindar con las dádivas del progreso de la liberación.

 

Nicanor

GESH – 11/05/2001 – Vitória, ES – Brasil

 

Nota: Mensaje extraído del libro Los Reptilianos




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web