3753

Sin amor, nada seremos

01/04/2018



Aunque yo hable la lengua de los ángeles.

Aunque yo hable la lengua de los hombres, sin amor, yo nada seré.

Porque el amor no acusa, pero comprende.

El amor no condena, pero perdona.

El amor es manso, benevolente, fraterno, apaciguador y compañero.

Así es que debemos ser, nosotros que somos seguidores, admiradores y discípulos del Maestro Jesús. Porque quien bebe del agua fecunda e infinita de paz y armonía que siempre brota del Evangelio, sacia a su sed de paz y de unión entre verdaderos cristianos.

Haced el máximo esfuerzo para comprender a vuestro prójimo en sus cuestiones, cualesquiera que sean ellas, y no intentéis ser el ejemplo de la perfección que todavía no alcanzasteis.

Al percibir la mirada del hermano que pide comprensión, entenderéis que también sois carentes de la percepción de vuestras imperfecciones.

Paz y armonía.

 

Pablo de Tarso 

GESH - 03/03/2018 - Vitoria, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web