3755

Nuevamente sois llamados a las pruebas

10/04/2018



¡Salve la Luz Crística que habita en los corazones de aquellos que luchan por recorrer los parajes de amor y sabiduría!

 Hermanos de humanidad, la era en que vivís retorna, infelizmente, al camino del materialismo que ya fue dominante en siglos pasados.

Observamos que las enseñanzas enviadas a los encarnados, de tiempo en tiempo, como gotas de sabiduría, se pierde, poco a poco, en el suelo estéril del corazón endurecido del hombre materialista de hoy.

Ocurre que la racionalidad está suplantando la naturaleza emotiva y regeneradora de amor y de ternura atribuida a ese noble órgano, el corazón. Y eso ocurre en todos los tiempos, porque los espíritus que descienden para componer la población terrena presentan hábitos y conocimientos adquiridos en otras moradas planetarias, que van, poco a poco, moldeando negativamente o positivamente una sociedad.

Por lo tanto, en este ciclo que se cierra, simbólicamente denominado "final de tiempos", viene a término lo que ya se preveía ocurrir en la Tierra: el recrudecimiento de la violencia, la búsqueda insaciable de las personas por rodearse de bienes materiales, en el afán de satisfacer sus necesidades de amparo, amor, compañía y seguridad. La consecuencia de este comportamiento es el distanciamiento de esta humanidad de las enseñanzas que el Amado Maestro Jesús legó a sus hermanos.

Debido a ese "endurecimiento" emocional y la indiferencia que impregna los pueblos terrenos, la "Pedagogía Divina" recurre a las catástrofes naturales para romper los apegos materiales, cambiando la conducta de un pueblo que olvidó lo que es amar.

Otra oportunidad de cambio es dada a través de las enfermedades, que llegan con la finalidad de cumplir karmas. A través de sus dolores, los enfermos aprenden a perdonar, amparar, cuidar, anular diferencias, para entonces iniciar una forma de convivencia más fraterna.

Buscad en la historia la conducta de los pueblos y veréis que movimientos comportamentales ocurren de forma cíclica entre las naciones y, a cada ciclo, se tiene un saldo de espíritus que alzan su libertad, se recuperan y se regeneran, aunque sean en número muy pequeño, en vista de los que aquí llegaran.

En el momento actual, se intensifican las encarnaciones obligatorias y los karmas más violentos están en curso para dar un progreso más vigoroso a esta humanidad. Y así proseguirá, hasta que se alcance un nivel ideal para que cese esa fase de la transición planetaria, aliada a la transición moral. Como consecuencia, finalizándose en la Tierra las expiaciones dolorosas, resurgiendo un planeta y una población más adecuados al porvenir.

Falta muy poco, hermanos. Sede fuertes y fieles al Padre que a todo comanda, pues que vuestros espíritus ya formaron parte de esos acontecimientos atroces que hoy vivéis, en los planetas de donde decaísteis. He aquí que ahora sois llamados nuevamente para enfrentar las mismas pruebas que antes rechazasteis, eligiendo, en aquellos tiempos, facilidades y rebeldías.

Que en ese momento que nos une, la Luz se haga presente en vuestras mentes, fortaleciendo la voluntad de vencer y vivir.

Paz entre vosotros.

 

Heráclito

GESH - 31/03/2017 - Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web