3766

¡Salve Tierra amiga!

14/06/2018



¡Oh Tierra! Madre querida,

que en Tu seno me alimentaste,

en Tu regazo envolviste mi cuerpo,

para en Tí solo peregrinar y progresar.

 

Hoy veto de Tu suelo,

los dolores que la hirieron de muerte,

que poco a poco hierve para un rompiente,

en los estertores de los dolores, renacer bella y pura,

para nuevamente abrigarles,

no más las fieras a arrojar golpes y saquear Sus fuerzas,

pero sí, Amiga a albergar a un nuevo pueblo,

que sabrá amar, cuidar y agradecer Su generosidad,

en el alimento y manutención de la vida.

 

Por varios mundos recorrí,

pero aquí aprendí a reverenciar la Divina Creación.

Y Tierra, querida madre, en medio de tantos aciertos y desaciertos,

me sustentaste hasta el final,

y por eso forjado en las fuerzas de Su energía sublime,

mis células están impregnadas de Su éter,

y por más mundos que recorra,

Su imagen, la llevaré conmigo,

porque Su recuerdo está en la memoria de mi cuerpo.

 

¡Salve Tierra amiga!

¡Madre y profesora, hasta pronto!

Ahora revestida de nueva luz,

que en el universo no más recibirá los lamentos de los que sufren,

pero hosanna de los que agradecen Su presencia.

 

¡Divino Padre, a Ti estoy agradecido por poder ser parte de la historia de la Joya Azul!

 

Eça de Queiroz 

GESH - 01/10/2016 - Vitória, ES - Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web