3791

¿A dónde llegaréis con tamaña ignorancia?

09/09/2018



¡Hermanos de la Tierra, oí el débil pulso del corazón del planeta!

 La Tierra se desvanece y, ignorando su sufrimiento, seguís esparciendo el odio, derramando la sangre de vuestros hermanos, abriendo cráteres de violencia, derramando la hiel de la maldad.

 Atentáis a vuestros actos que traen consecuencias dolorosas para vuestras vidas.

 El sufrimiento que esparcís en vuestros hermanos retornará a vosotros. Toda acción provoca una reacción; todo pensamiento alcanza su objetivo.

 Las Leyes Mayores que conducen la vida en el planeta determinan la aceleración de la velocidad de los acontecimientos de la Transición Planetaria, pues permanecéis ajenos a los avisos de las Huestes de la Luz, de vuestros Guías Planetarios, de vuestros Conductores Espirituales, a la práctica del Evangelio de Jesús, permitiendo que las Fuerzas contrarias a la Luz dominen vuestro ser, exacerbando vuestros sentimientos inferiores, activando en vuestro interior la perversidad, el orgullo, la vanidad, la prepotencia, los abusos de toda suerte y los vicios, diseminando por todas partes el miedo, el hambre y las miserias morales y físicas.

 ¿A dónde llegaréis con tamaña ignorancia, hermanos?

 ¿Acaso creéis que sus actos no están bajo la estricta supervisión severa de Leyes Divinas, que actúan en todos los Universos creados por Dios?

 Vuestro actuar, usando y abusando del libre albedrío, os conduce, en el proceso de selección ahora vigente en la Tierra, rumbo a planetas iguales o inferiores a ella. Este es el momento en que lobos y ovejas serán dirigidos a lugares diversos. Actuando como lobos, estaréis condenados a abandonar este planeta.

 Vuestra limitada consciencia de la vida, apenas sintiendo plena la vida material, no os da la dimensión exacta de las consecuencias funestas de vuestras acciones.

 Actuar en conformidad con el Evangelio de Cristo para merecer un mundo mejor. Vuestros destinos se encuentran en vuestras manos. Las elecciones que hagáis determinarán, o vuestro exilio, o vuestra renovación espiritual.

 ¡No son las Leyes de Dios que os condenan! Sois vosotros mismos, hermanos, cuando, -una vez más-   renegáis de Cristo en favor de los bienes materiales ilusorios.

 Somos muchos y estamos con vosotros desde la formación del planeta. Acompañamos el despertar de vuestra consciencia en la materia, seguimos vuestros pasos en las diversas encarnaciones, en el desenvolvimiento de la Tierra y de vuestros cuerpos.

 ¡Todavía no has abandonasteis el retraso moral y espiritual en favor de vosotros mismos! ¡Renegáis el perdón y el amor, juzgándoos inaccesibles a las Leyes que rigen la Vida!

 Aquí estamos con vosotros y permaneceremos hasta que el Padre así lo determine, pues seguimos órdenes muy superiores, que ni siquiera imagináis existir.

Somos seres extraterrestres y aquí aportamos, cumpliendo la voluntad mayor de Dios en el auxilio a Sus criaturas que aún trabajan en el primitivismo.

¡Despertad, hermanos! ¡Despertar!

 Nosotros os saludamos en el nombre de la Luz y os dejamos la paz de nuestros corazones para ablandar vuestro sufrimiento.

 Nuestro amor ofrecemos para iluminar vuestros caminos, en el valle oscuro de dolores que escogisteis recorrer.

Ish-Wan, vuestro hermano mayor.

 Jesús os bendiga.

 ¡Salve, la Luz que nos guía!

 ¡Salve, Jesús!

 

Ish – Wan 

GESH - 26/05/2018 - Vitória, ES – Brasil 




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web