3792

La transformación íntima se hace urgente

13/09/2018



¡Que la Luz divina del Maestro sostenga a todos!

Esta humanidad es carente de Luz, paz y armonía. Se dedicó a los bienes materiales, sembró violencia, revuelta y pena. Es llegada la hora de la cosecha dolorosa en este final del ciclo.

La Tierra sufre y la humanidad también sufre.

En los parajes de dolor, en los valles más sombríos, encontraréis el verdadero sentido del odio que no oye la palabra amiga, que no oye los cantos celestes, que no siente la Luz irradiante y acogedora del Maestro Jesús. Sin embargo, ellos tuvieron la oportunidad de aplicar en sí mismos las palabras del Maestro, pero, ciegos y sordos lo rechazaron.

¡Humanidad terrena! Vosotros que oyen nuestras voces, que aun sienten en el golpe del corazón el pulsar del amor y que en los momentos de reflexión os arrepentís de los malos actos, modificar cuanto antes la manera de vivir. Transformaos, mientras todavía estuviereis en la materia. No esperéis llegar a la Patria Espiritual con las vestiduras rotas, con los semblantes tristes, por la misión fallida, para que allí os restauréis.

Aprovechad, mientras todavía estéis en la materia, y modificar la manera de ser, de pensar y de actuar, pues no conseguiréis, en un pase de magia, o con la facilidad que imagináis, vuestra transformación, cuando paséis al plano espiritual, porque la carga de emociones que acumuláis se hará mucho más pesada.

Si sois belicosos ahora, para pocos, os transformáis hacia un comportamiento de paz; si acumuláis penas y no sabéis perdonar, aplicar en el día a día el ejercicio sublime del perdón, porque si aquí no perdonáis, no supongáis que en el mundo astral perdonaréis de súbito; si sois viciosos, maledicentes, maliciosos, cambiar en cuanto antes esa forma de pensar y de actuar, pesada, negativa, porque todo lo que sois en la materia, llevaréis con vosotros al mundo de los espíritus, como una pesada carga y de difícil desvinculación.

Los Parajes Celestes no soportan esa baja vibración, y la Tierra, que posee en su curso progresivo esa expectativa que todos nosotros aguardamos de verla radiosa, maravillosa, ligera, suave, tampoco soportará por mucho tiempo más cargar en su íntimo tanta iniquidad, tanto dolor, tanta perversión.

Para pocos, el tiempo se va terminando y los hombres no perciben cómo es urgente la necesidad de la reforma íntima, como es urgente la transformación hacia su propia ventura espiritual.

Creen que siempre dará tiempo para otro momento de placer, antes de evangelizarse.

No sabemos del tiempo, pues éste pertenece solamente al Padre. Sin embargo, si lo tuvieseis en vuestras manos, harías mal uso de él, como habéis hecho hasta ahora.

Si la carga es pesada, sepan que su peso es menor de lo que podría ser, porque el corazón bondadoso del Maestro Jesús retira de vuestro cesto las cargas más pesadas que no conseguiréis cargar. Y es por eso que todavía estáis de pie, humanidad terrena, porque la Luz del Maestro alivia vuestra carga para que no sucumbáis al suelo.

Que la Luz del Maestro esté entre todos nosotros.

 

Israel

Extraterrestre integrante da GFBU (Grande Fraternidade Branca Universal)

GESH – 15/06/2018 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web