3796

La Paz y el Amor brotan de vuestros corazones

29/09/2018



¡Discípulos amados! 

Como pequeñita célula de la familia de esta humanidad terrena, lo que acontece entre vosotros se manifiesta en todas las latitudes geográficas. 

Los seres humanos, como aprendices de las Leyes Universales, se entrecruzan, en la búsqueda del equilibrio y de la paz. Equivocadamente, juzgan que encontrarán los sentimientos sublimes de fuera hacia dentro de sí mismos. La paz y el amor son sentimientos que brotan de dentro del alma, derramándose alrededor, trayendo armonía al ambiente.

Mientras los hombres luchan entre sí, en la búsqueda desenfrenada por la estabilidad económica, por la adquisición de bienes materiales, por el confort en sus hogares, van dejando atrás las oportunidades extraordinarias de pacificar las convivencias humanas. 

Lo que acontece en el micro, acontece en la macro. Lo que ocurre entre las pequeñitas células de las familias, reverbera por toda la humanidad.

Discípulos amados, por milenios acompañamos el desenvolvimiento de vuestras almas, procurando alcanzar los Acordes Sublimes de la Paz, del Amor y de la Armonía con el Universo de Dios y, por más que nos dediquemos a instruiros, vuestro ego exacerbado ciega vuestra alma, impidiéndoos de ver el horizonte de luz, tan próximo.

¡Despojaos del YO!

¡Sacrificaos por el conjunto de la humanidad en la que estáis insertados! 

Trabajar de forma anónima, voluntaria y por amor a la humanidad, al prójimo, en la Siembra de Jesús, despertando almas, amparando sufridores, ayudando a tantos cuantos os lleguen arrepentidos, confusos y carentes.

¡Este es el pequeño esfuerzo de servir!

Y en este pequeño esfuerzo de servir, desarrollaréis en vuestro íntimo el equilibrio deseado, cuando la paz y el amor brotarán en la profusión de vuestros corazones. En ese momento, entonces, alcanzaréis el final de la etapa encarnatoria, felices por la victoria del espíritu sobre la materia. Sin embargo, en cuanto trabajéis, atendiendo al mundo de César, fracasaréis en la liberación de vuestro espíritu inmortal.

Que cada uno de vosotros, con la conciencia despierta para la necesidad de progresar, hagáis un análisis de vuestras acciones, si ellas están de acuerdo con las Leyes de Dios y con vuestro compromiso con las Esferas Sublimes, de trabajo y renovación de vuestra alma.

Seguí trabajando sin desistir, luchando contra las propias imperfecciones, fortaleciéndoos en el trabajo para enfrentar con coraje, fe y amor, las pruebas finales de esta etapa expiatoria.

Desistir es caída fatal, de consecuencias graves, por la responsabilidad que asumisteis ante la Conciencia Divina, nuestro Padre Creador.

¡Avante, discípulos amados!

Que ninguna fuerza sea capaz de interrumpir vuestros pasos rumbo al progreso que deseamos.

Jesús es nuestro Pastor y nada nos faltará.

¡Salve, Jesús! ¡Salve, la Luz que nos guía!

¡Con amor os guiaremos hasta el fin de los tiempos!

 

Ramatis

GESH – 03/08/2018 – Vitória, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web