3802

SOBRE EL PROYECTO DE EVACUACIÓN PLANETARIA

26/10/2018



Venimos a congratularnos con vosotros.

Venimos a decirles que mientras pulse un sólo corazón en el Amor y en la Fraternidad sobre este Planeta, estaremos juntos ofreciéndole todo nuestro auxilio.

Sabemos cuan difícil es la travesía bajo la encarnación purgatoria. Ya pasamos por esa dolorosa fase y todo esfuerzo empleado para la superación de los obstáculos no será demasiado grande. Es preciso mucho Amor y mucha Fe para traspasar los umbrales de la ignorancia y adentrarse al Templo de la Sabiduría Eterna.

Nosotros, sus hermanos, estamos en este momento de brazos extendidos con vosotros para ampararlos, intuirlos y conducirlos en nuestras naves en el momento del rescate. Para nosotros es una gran honra haber sido convocados para actuar en este Planeta hermano.

Cuando los preparativos para la transición planetaria tuvieron sus primeros planeamientos, el número de seres que estaban dentro del Proyecto de Evacuación Planetaria era mucho mayor del que ahora se presenta. Las elecciones equivocadas y el mal uso del libre albedrío determinaron que la mayor parte de los seres humanos encarnados en este Orbe, y también los desencarnados del Plano Astral, siguieran nuevos caminos. Optaron por atajos peligrosos que los llevaron a cosechar muchas espinas, y de esa manera, sufriendo toda suerte de penurias y desolaciones, puedan tener la última oportunidad de despertar.

El número de personas que será encaminado hacia nuestras naves y que quedará momentáneamente en nuestros Planetas o en el interior de la propia Tierra es infinitamente pequeño en relación al número de habitantes que aquí reside. El hecho de ser sometidos a sufrimientos atroces es una prueba de la Misericordia Divina a fin de que sus espíritus tengan nuevamente la oportunidad de despertar y optaren por el Camino del Bien y así ser redimidos.

Hermanos, ya nos hicimos presentes y visibles en vuestra dimensión física a innumerables personas, desgraciadamente la mayoría de los que nos vieron sólo tenían vana curiosidad, querían comprobar sus teorías y no fueron receptivos a nuestra visita material. Ellos no entendieron nuestro recado, no quisieron aprender nuestra lección.

Los terráqueos, por los Planes Iniciales, ya podrían visitar nuestro Planeta y conocer nuestra civilización de una manera abierta. Pero, desgraciadamente, los caminos fueron otros y ahora nosotros raramente nos hacemos ver a sus ojos físicos.

La nueva humanidad que habitará la Tierra, tendrá libre tránsito a nuestro Mundo y a otros más. Queremos decir, hermanos, que estamos con ustedes y que comulgamos el mismo ideal de Luz, Amor y Fraternidad.

Queridos, no dejen que vuestra Luz Interior falle en medio de las Tinieblas que dominan momentáneamente vuestro mundo. Tengan accesible la llama de su fe y confianza, porque nosotros, sus hermanos de Venus, estaremos siempre con vosotros y somos muy gratos por su confianza. Permanezcan valerosos pues la victoria de la Luz es inevitable y vuestros sufrimientos, muy en breve, cesarán.

Me despido en nombre de Venus, mi planeta.

Vuestro hermano,

 

Vetha

GESH – Ilha de Páscoa – 28/06/1999

Nota: Mensaje extraído de la Divulgación 22 




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web