3822

Preparaos para el trabajo caritativo, día y noche

21/01/2019



¡Que la paz de Jesús esté entre nosotros!

La mente humana encarnada rechaza la idea de la inmortalidad del alma y de la continuidad de la vida después de la muerte, pues el dogmatismo de las religiones inculca, en las personas, visiones fantasiosas de premio y castigo eternos, como cielo e infierno, así como hay aquellas personas que en nada creen, dudando de la grandeza de la Creación. 

Pocos son aquellos que, creyendo en la supervivencia del espíritu, procuran conectarse a los Trabajadores de las Esferas Invisibles mientras todavía están encarnados. 

Noche tras noche, incansables Trabajadores de Jesús recorren los hogares terrenos en busca de manos laboriosas para ayudarles en las diversas tareas del plano invisible.

Los prontos socorristas espirituales se abarrotan de espíritus desequilibrados provenientes de la materia, criaturas que vivieron absolutamente ajenas al desenvolvimiento del espíritu, vibrando en la materia y disfrutando de todo lo que les podía dar placer. Y encontrando en la muerte la oscuridad del conocimiento, perdidos y lejos de la Luz del Evangelio que renegaron, vagan a merced de sus propios obsesores y de crueles espíritus malhechores. 

Aquellos que alcanzan los prontos socorros espirituales están bastante enfermos, completamente desequilibrados, psíquicamente y fluidicamente. En esos lugares de caridad, son escasos los trabajadores activos, donde los encarnados -incluso- podrían mucho contribuir en el auxilio a los hermanos de humanidad, trabajando activamente mientras sus cuerpos físicos descansan de las labores diarias.

Sin embargo, los que podrían contribuir permanecen sordos y ciegos a los llamamientos de los amigos de más allá de la tumba. Como sus hermanos desencarnados, parten en busca de las mismas sensaciones vibratoriamente para locales compatibles con sus impulsos menos dignos o luchando con sus desafíos, buscando vengarse, atándose al mal. Pocos son aquellos que, despertando en el plano invisible durante las horas de sueño, se alían a las Fuerzas del Bien en el trabajo redentor. 

¡Hermanos! Procurad transformaros mientras en vigilia, en el plano físico, convirtiendo vuestras emociones y vuestros defectos en sentimientos y acciones de caridad. Ajustaos, al máximo, a los Acuerdos Sublimes de Jesús y de Su Evangelio. Al actuar así, mientras despiertos en la materia, vosotros también seréis un trabajador siervo de Jesús cuando desligados, durante el sueño.

Apresurad vuestros pasos en dirección a la propia transformación misma, pues el planeta acelera sus movimientos rumbo a una nueva dimensión superior y los hermanos que permanecen estancados en las vibraciones inferiores estarán condenados al exilio planetario.

Emmanuel con vosotros, hermanos.

Cofrades espíritas, libertaos de los preconceptos. Abrid vuestras mentes para lo oculto y trabajad en nombre de Jesús, pues la caridad que practicáis en vigilia, igualmente, podréis trabajar mientras dormís.

No os rehuséis al progreso con Jesús.

¡Salve, Jesús!

Emmanuel

GESH – 08/12/2018 – Vigília Jacaraipe – Serra, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web