3823

VANA PIEDAD

27/01/2019



Vengo hasta ustedes para instruirles conforme a la orientación de sus Guías, Maestros y Jerarquías Superiores, acerca de las batallas que sostienen en este y en otros planos.

No guardéis en vuestros corazones piedad vana en el combate que emprendéis cuerpo a cuerpo contra los tenebrosos. Muchas veces es necesario abatir al enemigo para que él comprenda que cesa en aquel momento la energía inferior impregnada en los ataques que ellos arremeten contra ustedes, vuestro Grupo y otros Grupos de Trabajo del Bien.

No tengáis piedad durante el combate en el ataque y en la defensa, pues en el nivel en que se encuentran en las batallas de las cuales participáis no está a vuestro alcance el poder sobre la vida y la muerte.

Cuando ataquen al enemigo, aparentemente exterminándole la vida, nada más hacéis de lo que es poner fin a la energía inferior utilizada para el ataque, representada en la forma del atacante (observación nuestra: seres humanos con forma de cobra, oruga, mono, perro, escorpión, araña tarántula y otras).

Por tanto, cuando fuera necesario, ataquen con todas las fuerzas de que dispongan pues es necesario que cada Ser que todavía vive en las sombras verifique y constate el Poder Superior de la Luz en disminuirles las energías inferiores y, en consecuencia, débiles, que aún dominan sus almas (observación nuestra: cuando aparentemente caen muertos, la tendencia natural es resurgir con una forma menos agresiva y deformada, y eso lleva tiempo).

Estáis en la verdad, al Comando del PADRE, en servicio educativo de esas almas hermanas, pero aún ignorantes.

Vuestro ataque y defensa representan una lección educativa y de aprendizaje para aquellos hermanos.

Que en vuestros corazones al impulsarles para el combate, haya amor por cada uno de ellos, sino también florezca el Amor sincero por todas las criaturas, por toda la humanidad y la certeza de que vuestra lucha está al servicio de este Amor.

No dudéis. Muchas batallas como esta vienen siendo sostenidas, y todavía otras vendrán.

Muchos de esos seres están agotados, sin embargo, aún se encuentran vivos en su representación inferior (formas animales y otras sin definición) e igualmente agotados están los guerreros de la Luz que emplean energías en la lucha. A pesar de todo, en el momento de exterminar al combatiente adversario temen en quitarle la vida.

El resultado es un gasto inmenso de energías, pues el tiempo que necesitáis para recobrar vuestras fuerzas es bien mayor de aquel necesario para que tales combatientes se recuperen e inicien nuevas embestidas.

En muchos campos de batalla acabamos de notar cierta desventaja y la necesidad de un continuo cambio de nuestro contingente, para sustituir aquellos que debilitados no pueden retornar a la batalla.

Todo eso está aconteciendo debido a vuestro celo y piedad. De ahí mi visita hoy para esclareceros que en esos casos no hay lugar para compasión.

Me pongo a la disposición para preguntas.

Margarida - Mi Hermano, esas batallas son sostenidas en el plano espiritual cuando estamos durmiendo. ¿Será que recordaremos esta orientación en el momento de la lucha?

Yuri - Cuando, a través del intercambio nos comunicamos no sólo vuestras mentes materiales reciben las impresiones de nuestra presencia, sino también sus otros cuerpos (de acuerdo a la orientación hindú, poseemos 7 cuerpos que envuelven la Centella Divina) son impregnados por el mensaje que traemos y ocasionalmente necesitamos convertir en palabras entendibles para vuestros cerebros. En otros niveles, sus cuerpos astral y mental son impregnados de los mensajes que pasamos y no sólo este, de hoy, sino todos los que a lo largo del tiempo traemos hasta ustedes.

Muchas veces, sólo la presencia de seres de las Jerarquías Superiores es capaz de impregnar vuestros cuerpos sin que necesariamente emitan cualquier manifestación vocal de aquello que desean transmitíos. No se preocupen por eso.

M - Entendí perfectamente lo que el hermano acaba de decir.

Y - Cuando os desprendéis del cuerpo físico y os colocáis a disposición para el trabajo, muchas veces son distribuidos por los campos de batalla de mayor necesidad.

No luchan necesariamente por vuestros Grupos, con vuestros Grupos. Se mantiene un acercamiento de 2 o más combatientes del mismo Grupo para que conservéis más fortalecida la energía que traéis de los trabajos que realizáis en el plano terrestre.

Sois distribuidos de acuerdo con las necesidades, del mismo modo que los beneficios resultantes de la tarea realizada configuran grupos, de acuerdo con la necesidad, o merecimiento y la justicia del PADRE.

M - Muchas gracias Hermano por deshacer las tinieblas de nuestra ignorancia espiritual.

Y - Vuestro Grupo habiendo recibido la gracia de la ascensión podéis esperar, pues a partir del momento en que fuera descubierto el progreso del crecimiento grupal, él será fuertemente atacado con nuevas estrategias, nuevas embestidas y más fuerza, de acuerdo con la mirada ambiciosa de los perseguidores. Sin embargo, entre este momento y aquel habrá el tiempo para el fortalecimiento y la consolidación de vuestros ideales en el nivel en que se encuentran.

Aquel que trabaja en el Bien nada debe temer, porque en todo el Universo la presencia de los Maestros de la Luz vela por ustedes; ni siquiera es necesario que eleven vuestras mentes para pedir socorro pues el socorro ya está en camino desde antes mismo que de él necesitéis.

M - En este momento aprovechamos para agradecer a Todos que nos dirigen y amparan y a los que nos dieron esta magnífica oportunidad de trabajo en estos momentos finales de la transición planetaria.

Sabemos que nuestra victoria, como decís que está ocurriendo, es debida exactamente al apoyo, al amor, cariño y asistencia durante las 24 horas que nuestros Hermanos Mayores, más experimentados, han tenido para con nosotros

Nuestra gratitud es infinita y no hay palabras, por lo menos aquí, que puedan expresarla.

Que Dios nos bendiga hoy y siempre.

Yury - No os olvidéis nunca, hermanos. Nosotros nos encontramos en guerra en este Planeta y en la guerra sólo hay dos lados.

Avanzar luchando por el lado en que escogieron quedarse, manteniendo firme su mente en el objetivo y vuestro corazón en el amor, con humildad y respeto por vuestro adversario, pero, sin piedad.

La Misericordia del Padre se encargará del resto.

Que Dios les bendiga en esta guerra y que, victoriosos al final, podamos levantar la bandera de la Paz, cubriendo todo el planeta para un nuevo recomienzo.

Margarida - Que así sea.

Yury

Comandante del Planeta Patrulla
GESH – 29/01/2000 – Vigília em Jacaraipe, ES – Brasil  

 

Nota: Mensaje extraído de la Divulgación 25




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web