3826

Simientes de la Nueva Era

18/02/2019



Respuesta del Maestro Ramatis = Kuthumi, atendiendo a una pregunta de un lector amigo. Aquí está: 

"¿Cómo puede ser Brasil el País del Futuro, Tierra de Futuro, ante la actual situación que vivimos?" 

El Maestro Ramatis, como siempre, nos atendió, como es de su estilo, de manera clara y precisa, a través del mensaje abajo expuesto:

 

A lo largo de la trayectoria del hombre sobre la Tierra, muchas revelaciones fueron traídas acerca de "finales de tiempos" y en todos los tiempos, el hombre despreció y olvidó las revelaciones.

Ha habido tanta indiferencia hacia los avisos de lo Alto, emitido por las Huestes Superiores para la Tierra, que el hombre se estancó en su progreso moral y espiritual y solamente hoy, en el actual siglo, debido a las antiguas profecías, y que el miedo viene suplantando la indiferencia para con avisos tan importantes. 

¿Qué importa saber en este momento la veracidad de los hechos sin la necesaria voluntad de cambio íntimo, para contribuir en la instalación de la Nueva Era de Paz? 

Estáis en las vísperas del evento de la transición planetaria y, solamente ahora, surge un mayor interés sobre el asunto. Desgraciadamente, no podrán revertirse los acontecimientos ya desencadenados y en curso de "Final de Tiempos". 

Buscad, cada uno de vosotros, descubrir la veracidad de los hechos y luchar por el auto-refinamiento, antes que fuerzas externas descontroladas sieguen vuestros pasos.

Brasil, es el Corazón del Mundo y la Patria del Evangelio. Es constituido por un pueblo manso, de índole pacífica, creyente y lleno de fe, fraterno y amoroso. En sus tierras brillan la mayor parte de las Ciudades Intraterrenas del planeta que acogerán a los que fueren merecedores de ser rescatados. 

El Brasil posee el Chacra Cardíaco de la Tierra y si el Corazón muere, el Cuerpo se desvanece. Por lo tanto, aquí, para las Ciudades Intraterrenas, serán traídas algunas semillas humanas de la Nueva Era. País joven, aún no contaminado por el deseo de poder, ambición y dominio sobre otros pueblos, como muchas naciones que ya vivieron milenios.

Las "naves extraterrestres" recogerán otra parte de terrícolas, que también podrán repoblar la Tierra del futuro; sin embargo, naves menores conducirán también los rescatados a Naves-Madres, preparadas tanto para recibir y albergar a los hermanos terráqueos, como para conducirlos, de acuerdo con una previa selección, para planetas preparados con la finalidad de recibir terrícolas en habitación transitoria, porque, posteriormente, retornarán a la Tierra. 

Aún por las naves-intergalácticas, hermanos de la Tierra serán reconducidos a sus planetas de origen. Estos son en número reducido, pues la mayoría de aquellos que serán rescatados, merecedores de habitar la Nueva Tierra, todavía no tienen condiciones de regresar al planeta de origen.

Por lo tanto, hermanos, Brasil es la Tierra de Promesa. 

Tendrá buena parte de su actual territorio preservado, más otro tanto que emergerá, para sustituir la parte que será sumergida por los cataclismos finales. 

Si el Brasil de hoy se presenta por demás contaminado por la corrupción, no fue afectada la índole pacífica del pueblo que continua manteniendo un patrón superior, lo que garantiza la permanencia del territorio como Nación del Futuro. 

Un solo pueblo, una sola nación, una sola raza, una sola lengua, un solo Dios y el territorio brasileño estarán representado en la Tierra del Futuro.

En cuanto a los brasileños, cada uno debe esforzarse para graduarse junto al planeta y formar parte de la Nación del Futuro. 

Podrá el hombre, en el uso de su libre albedrío, detonar una guerra nuclear, pero las Fuerzas del Bien todo harán para evitar fatídico acontecimiento de proporciones catastróficas e inimaginables por la mente humana. 

Trabajad, hermanos, por la diseminación del Bien y neutralización del Mal. Despertad el amor adormecido en vuestro interior y la verdad se descortinará ante vuestra visión turbada por los sentimientos mezquinos y egotistas que consumen las existencias en la materia.

¡Despertad! La Luz del Gran Sol brilla intensamente sobre vosotros. Trabajad por alcanzarLA. ¡Esta Luz es el Maestro Jesús! ¡buscadLO!! Él os aguarda, hoy y siempre.

 

Maestro Ramatis

GESH – 16/03/2007 – Vitoria, ES – Brasil

 

Nota: Mensaje extraído de la Divulgación 44




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web