3829

"Brasil, Corazón del Mundo, Patria del Evangelio"

04/03/2019



Querida hermana Margarita, por medio de este canal, ya que no me encuentro más en el plano físico, vengo a agradecer por el socorro bendito, a mí destinado por la Espiritualidad Amiga de la Colonia Espiritual Siervos de Jesús.

Todavía recuerdo el día en que subí, por aquella rampa (se refiere a la rampa que da acceso al segundo piso de nuestra Casa), amparado por dos médicos del plano espiritual.

Desorientado, no conseguía entender la causa de mi muerte. Fue por motivos políticos, ahora tengo certeza, pues mucho luché por la democracia en nuestro país. Y, en aquella época, sufría mucho con las persecuciones de orden político.

Pero, con las bendiciones divinas, vengo recomponiéndome y, hoy, junto con algunos compañeros políticos que ya se manifestaran aquí, en este Grupo, trabajo en la limpieza y reconstrucción del Congreso Nacional, tanto en el plano físico, como en el plano astral.

Hermana, no imaginas cuánto significó para mí la mirada que me dirigiste, cuando de mi paso por vuestro Estado, no sabes cuánto significó para mí. En aquel momento, no pude aquilatar el valor, la inmensidad de aquel gesto.

Estando ahora en el plano astral, sé que fue un llamado a la lucha, por la restauración del orden y de la paz, en todo el orbe terráqueo.

Nos conocemos de vidas pasadas; fuimos militantes o guerrilleros, como acostumbrábamos decir. Sin embargo, hoy, luchamos en favor del Ejército del Cristo, en favor de un mundo igualitario, justo y pacífico.

Tanto yo como Getúlio, JK y Tancredo sabemos lo difícil que es acabar con la podredumbre diseminada entre la mayoría de los partidos y sus respectivos representantes políticos.

Pero no desistimos. Tenemos la pura convicción de que veremos a nuestra nación, Brasil, resplandeciendo en la Nueva Era como la Patria del Mundo.

Habrá que tener un Brasil libre de deudas externas, libre de inflación, libre de corrupción, libre de desigualdad, en fin, libre de las impunidades e injusticias.

A partir de Brasil que será distribuida toda fuerza, luz y amor para sostener y amparar a los demás pueblos, en sus jornadas progresistas. Aquí todos encontrarán un puerto seguro para que puedan restablecerse y seguir adelante en sus tareas, en la construcción de ciudades, estados, etc., en las demás regiones del planeta Tierra.

Como dice nuestro valeroso amigo Humberto de Campos: "Brasil, Corazón del Mundo, Patria del Evangelio".

Seguir, siempre confiados, en ese trabajo de limpieza, en los planos físico y astral del Planeta, sirviendo con amor.

 Me despido, saludándoos, en nombre de la Luz.

 

Ulysses Guimarães

GESJ - 07/12/2010 - Vitória, ES - Brasil

 

Nota: Mensaje extraído de la Divulgación 59




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web