3830

Ajustar vuestras almas con Jesús

10/03/2019



¡Salve, Jesús!

Pocos saben trabajar en beneficio del prójimo necesitado, con donación espontánea del propio ser, desprendiéndose de todo a su alrededor, con sacrificio y renuncia de pequeños momentos de placer de la vida.

Me conocéis como hermana Dulce. He realizado tareas con vosotros en vuestra Casa. Fui destacada por los Eminentes Maestros, responsables de este grandioso trabajo de los Siervos de Jesús.

Humildemente trabajamos con vosotros, en sintonía con el trabajo en el plano físico. Bien sabéis que los ataques llegan y encuentran siempre hermanos desprevenidos y vulnerables, que aún no están afinados con la tarea que realizan, juzgando, de forma equivocada, que el trabajo de caridad que realizan es un favor para la institución.

No ven la grandiosidad que es despojarse de cualquier resquicio de barreras, en la entrega al cumplimiento de las tareas, cuyos mayores beneficiados serán aquellos que, en sintonía con Jesús, se dedican sinceramente al cumplimiento de Sus Lecciones de caridad y amor.

Aquel que está empeñado en las tareas apenas aguardando recibir a cambio los beneficios que, muchas veces, recibe incluso sin merecer, todavía no ha encontrado su lugar como Siervo de Jesús.

Hermanos, ajustad vuestras almas a las enseñanzas del Maestro Jesús, para que podáis recorrer con seguridad y fe por los caminos oscuros y peligrosos de la Transición Planetaria.

Jesús es con nosotros y Su Amor, Su Luz y Su Presencia amorosa nos sostienen, en todos los tiempos de nuestras existencias.

¡Salve, el Amor!

¡Salve, la caridad anónima de los Siervos de Jesús!

¡Salve, Jesús!

 

Hermana Dulce

GESH - 14/12/2018 - Vitória, ES - Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web