3846

Hercólubus no transforma la naturaleza del ser

05/05/2019



¡Salve, Jesús!

Hercólubus hace su limpieza en la Tierra, retira las máscaras que antes encubrían las verdaderas caras de los seres, agita el planeta, revoluciona países y pone al descubierto los intereses mezquinos y las verdaderas intenciones, que antes eran disfrazadas de bondad, de ayuda, de solidaridad.

Cuanto más la energía de Hercólubus circula en el planeta Tierra, más peligroso va a ser vivir en el plano físico, porque en él también se cumplen las profecías: hermanos contra hermanos, padres contra hijos, hijos contra padres, naciones guerreando.

No será expulsando ese planeta amigo de la Tierra que el caos dejará de existir, pues antes de él, el caos estaba embadurnado por la capa, por el barniz social. Él sólo rajó la imagen de barro en la que todos se apoyaban.

Sin embargo, aquellos que siguen el camino de la Luz, aquellos que procuran -incluso con sus imperfecciones- seguir el Evangelio que busca erigir, edificar la Luz de Cristo, poco son influenciados por la energía del Astro Intruso. Hercólubus no tiene esa función ni tiene el poder de transformar lo que es bueno en malo. Si el hombre bueno vive en los preceptos de amor y fraternidad, estando esto bien solidificado en su ser, fuerzas malignas no podrán alcanzarlo y no transformarán al servidor de Cristo en un ser monstruoso, como los que hoy vemos circular entre la humanidad. Los afines se ajustan, se buscan y actúan de la misma forma.

Si hoy vemos la iniquidad, la crueldad, es porque aquellos que así actúan no procurarán, por comodidad, deshacerse de esas amarras. Las Tinieblas no son más fuertes que la Luz, pero si ella suplanta la voluntad del hombre de transformarse, es porque en él todavía no hay fuerza de voluntad suficiente para querer liberarse del mal y aún complace en él.

Los corruptos no tienen ganas de cambiar el curso de sus vidas, porque se deleitan en el oro, en el poder que el dinero trae. Estos están afinizados con la energía de Hercólubus.

Humanidad terrena, si hay dentro de vosotros la voluntad verdadera de vencer el caos, salir de esta senda por donde vayas caminando, busca, con todas las fuerzas, desviar el curso, moldeando tu espíritu en aquello que deseáis ser en el futuro: menos egoístas, menos orgullosos, menos prepotentes.

Nosotros, que ya vencimos esas barreras, encaminamos a todos vosotros, mensajes, guiones y mapas del camino a seguir. Pero son hojas al viento. Pocos consiguen absorber las enseñanzas, porque para modificarse, tendrían que renunciar a muchas cosas en sus vidas. ¿Quién hoy está dispuesto a salir de su casa y socorrer a un sufriente? ¿Quién está dispuesto a realizar un servicio voluntario? ¿Quién hoy está dispuesto a escuchar a un compañero que sufre y precisa sólo un hombro amigo y de un oído atento? La sociedad se vuelve cada vez más egoísta y más solitaria.

Nosotros, vuestros Hermanos de las Estrellas, socorremos, acudimos y aclaramos, pero el curso de vuestras vidas, hermanos, sólo a vosotros mismos compete cambiar. Las catástrofes consiguen más conmover los corazones. El hambre en la Tierra no logra unir a las naciones para desbaratarla. Hoy, sólo hay unión en el poderío bélico, en las imposiciones de los más fuertes sobre los más débiles. Los gobernantes no oyen los gritos de socorro que sus poblaciones lanzan y que llegan hasta nosotros.

¿Cómo no podéis oír los lamentos? Si nosotros, de las Estrellas, percibimos los dolores de las madres, oímos los lloros de los hijos, las tristezas de los padres.

Sede solidarios, siguiendo la máxima del Maestro Sananda de hacer al prójimo lo que querrías que os hicieran. Sólo así conseguiréis liberaros de las amarras que os prenden a los planetas de dolores y expiaciones.

¡La Luz es por vosotros! Luchad por vuestro futuro espiritual.

¡Salve, Jesús!

 

Tuella

Extraterrestre

GESH – 08/12/2018 – Vitoria, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web