3856

¡No dudéis de la presencia de Dios para conduciros!

06/06/2019



¡Salve, la Fuerza!

¡Salve, la Luz!

¡Salve, el Divino Maestro Jesús!

Hermanos, se materializan entre vosotros, humanidad terrena, los desajustes, las luchas y los enfrentamientos del plano invisible.

Cual marionetas, los encarnados corresponden a la influencia de los espíritus malévolos que, en lo invisible, a ellos se acoplan. Ondas de violencia y barbarie vienen aconteciendo en un creciente espeluznante entre vosotros, humanidad encarnada. Son los reflejos de vuestra materialidad, de vuestra indisciplina evangélica.

Nuestras Naves circulan entre vosotros, esparciendo efluvios descontaminadores del ambiente, para evitar la diseminación prematura de pestes y de enfermedades mortales que pronto segarán muchas vidas.

La densidad planetaria es inmensa y, si pudierais ver más allá de vuestros ojos materiales, suplicaríais al Padre la intervención inmediata para el cese de los tormentos que se avecinan.

Muchos fueron los avisos que, por milenios, el Padre Creador permitió que llegasen hasta vosotros, para que os preparaseis y modificaseis el modo de actuar y de ser y despertarais la conciencia para la realidad de la limitación de vuestra vida material y la existencia plena del espíritu inmortal, eterno y vibrante.

Sin embargo, hermanos, habéis elegido permanecer en la ignorancia y en la ceguera, alimentando los conflictos con odio salvaje, orgullo paralizante, egoísmo devorador.

Vuestra sociedad, faltada moralmente, camina hacia el final.

Aquellos que creen y que se dedican sinceramente a la práctica del Evangelio liberador en la modificación íntima, fortalecer vuestra fe, vuestro equilibrio y paz interior, para que podáis amparar los desequilibrados a vuestro alrededor.

Del Planeta Patrulla, son monitoreados los rayos inferiores emitidos por la humanidad y los índices de densidad terrena.

La ayuda de las Flotas Estelares y de los Hermanos Intraterrenos es constante e ininterrumpida. Y los Seres Luminosos de la Tierra buscan conducir a sus pupilos, nuestros hermanos de humanidad, a la fraternidad, al amor, a la paz y a la concordia entre los pueblos.

Sin embargo, hermanos, ya no pueden revertirse los cuadros que se desarrollan como consecuencia inevitable de vuestras acciones inferiores, pautadas en el egoísmo, en el odio, en la vanidad, en la prepotencia, en la ignorancia y en la total quiebra de ideales superiores.

¡La Transición Planetaria avanza rápidamente, no dudéis! ¡No hay injusticia de Dios!

La parte de la humanidad que aceptó participar del "Gran Plano de la Tierra" en expansión viene trabajando en los planos extra físicos, en la limpieza planetaria, pues a velocidad mayor, los campos oscuros son iluminados y la turba allí habitante es encaminada hacia el exilio, para el socorro amigo, transferidos sin darse cuenta, para Orbes donde continuarán la depuración de sus almas. Y los encarnados y los desencarnados, usando de su libre albedrío, hacen sus elecciones en la "gran selección" que ocurre en la Tierra, en este momento.

¡No dudéis de la presencia de Dios en conduciros!

Manteneos alerta para las señales de deterioración de esta sociedad.

¡No os dejéis abatir en lamentaciones inútiles!

Tomé la espada y luchad bravamente para la iluminación de la Tierra y el despertar de los hermanos de humanidad.

Somos un conjunto de Trabajadores de la Luz que, en el nombre de Jesús, auxilia al pueblo de la Tierra en este momento doloroso de "final de ciclo planetario".

El Cristo Planetario envía Su Fuerza y ​​Su Luz para sostener al Orbe en el momento de transponer los umbrales sombríos y entrar en la dimensión de Luz, de Regeneración.

El Cristo Planetario os bendiga.

Jesús, nuestro Conductor Mayor, sea con vosotros.

Yury, vuestro hermano.

Seguimos trabajando en el nombre de Cristo.

¡Salve, Jesús!

 

Comandante Yury

GESH – 15/03/2019 – Vitoria, ES – Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web