3873

¡La Tierra volverá a florecer!

25/08/2019



¡Salve, amados hermanos, hijos de Dios Padre, todo poderoso!

¡La Tierra volverá a florecer!

Será cumplida la promesa  divina, hace mucho tiempo guardada por la espiritualidad superior y amiga que conduce este planeta. Pero, primero, la Tierra precisa ser arada, revolvida y las hierbas dañinas retiradas, para que las flores y los pájaros vuelvan al local con su pureza inicial.

La humanidad precisa despojarse de su ropa sucia, manchada para que, al entrar en los campos de flores que cubrirán el planeta del futuro, esté con su nueva ropa nueva, el alma limpia y la energía compatible con la Tierra renovada. 

Los abismos vaciados ya no serán más de utilidad en la nueva Tierra. Una vez abiertas las puertas y vaciados esos campos de dolor, oscuridad y odio, cuando todo esté limpio, esterilizado e higienizado, ellos serán cerrados para nunca más ser habitados por seres rebeldes a las Leyes Divinas.

La nueva humanidad no sentirá emanar de sus profundidades el lloro, el crujir de dientes, las enfermedades, la decadencia moral. Ese es el escenario que traemos a los hermanos de la humanidad, de lo que estar por venir a la Tierra, después de que termine la limpieza necesaria y justa para este planeta. 

Si todos aquellos que escuchan nuestras palabras anhelan ese paraíso en el que nunca antes estuvieron, que se ofrezcan en amor, caridad y dedicación a los trabajos en el nombre del Padre, dándose a sí mismos y a su prójimo un momento de su día para meditar y para la palabra amiga. 

Las guerras en el Astral son necesarias, y por más crueles que parezcan a la humanidad, aún más crueles son las guerras que se tienen en el plano físico. En el plano astral, el objetivo es superior: de traer la limpieza y a devolver la armonía al planeta. Las guerras en el plano astral son para unir, reconstruir, higienizar. Las guerras físicas traen el caos, el dolor, separan familias y eliminan hermanos, con el objetivo de preservar las riquezas y mantener el poder.

Algún día, terminará toda la crueldad humana y el dolor de los más susceptibles a ella, cesara: de los niños, de los animales, de las plantas, de los mares, de los Elementales. Un día la Tierra será el anhelo de los espíritus, para vivir en su regeneración.

Muchos espíritus, en otros planetas, que están aguardando a su encarnación en la Tierra de regeneración, buscan ansiosamente lo Alto en oración, para que la limpieza se de lo más rápido posible, para que las promesas del Padre se cumplan aquí, puesto que los elegidos aguardan a su nueva morada, recuperada y regenerada.

Todos ustedes, hermanos de humanidad, están invitados a participar en el banquete de la nueva morada, basta que se haga cumplir los designios de Dios y sigan lo que el Ángel del amor, del perdón y de la caridad dejó para todos. 

Compasión para aquellos que aún no entienden esas palabras, porque ellos serán la humanidad futura a ser socorrida por ustedes y por aquellos que ingresaron al Mundo de Regeneración. 

Aquellos que forman parte de los derechistas, que serán rescatados hasta el fin de la transición planetaria, que entreguen sus espíritus al Padre, sin arrepentimientos y sin apego a los que quedaren atrás, porque es linda y grande la tarea que ustedes aguardan. 

¡Que la Luz del Maestro Jesús, el Ángel Mayor, sea entre ustedes!

 

Ángel Gabriel 

GESH - 16/02/2019 - Vigilia Jacaraípe - Sierra, ES - Brasil




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web