3908

Dejad que los niños vengan a Mí

13/01/2020



¡Dejad que los niños vengan a Mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos!

¡Amadas hijas!

Transitáis como niños en medio de las fieras y Yo las haré ciegas, no pudiendo veros.

Mantenga puros vuestros corazones y, estaréis invisible a los rayos mentales que intentan alcanzaros.

Dedicad vuestras energías al trabajo de caridad al prójimo más necesitado, caridad moral, caridad espiritual y caridad material.

Servid dedicadas al bien y todo lo demás os será concedido. No solo a ustedes, sino a vuestros seres amados.

Guardad las vibraciones amorosas, en la certeza de que el Padre vela por ustedes.

Sigue adelante, guerreras que sois, porque en la medida en que avanzáis, vuestras vidas no más os pertenecen; sois instrumentos de renovación y esperanza en las manos del Padre.

Atenderle en la dirección con fe y seguridad y que la paz sea con ustedes.

 

Jesús - Vuestro hermano

 

Después de leer este mensaje, D. Margarida comentó que las palabras eran muy humanas como si Él fuera uno de los allí presentes. Para nuestra sorpresa, Él, el Inolvidable Hermano, continuó transmitiéndonos Sus pensamientos. Llegó nueva comunicación:

- Hombre me hice entre ustedes para que escucharan y aprendiesen.

Como hombre, no Me aceptaron Hijo de Dios, como Hijo de Dios, muchos no aceptaron al hombre, y las palabras impregnadas de Amor y sabiduría De Él se perdieron inertes en el tiempo y desuso.

Según lo prometido, permanezco entre ustedes, Centella Divina irradiando la Luz de Mi Pensamiento entre los hombres para que, una vez más, aquellos que tengan oídos para oir, Me escuchen. A través de Mis alumnos se crean entre ustedes obras, frutos de Mi amor, para que aquellos que tengan ojos para ver, vean. Y así será hasta el fin, para que todos tengan vida en plenitud.

Ninguna criatura podrá, en el futuro, afirmar jamás que ÉL no recibió las orientaciones necesarias para su redención y evolución.

¡Paz en ustedes!

 

Jesús 

GESH - 21/02/2003 - Vitoria, ES - Brasil

 

Nota 1 - Después de la lectura de esta comunicación, fuimos esclarecidas por el contenido de la misma. El canal no tenía condiciones de crear esta bellísima página.

Solo podemos decir:

¡Gracias mi Jesús!

Gracias Amigo y Amado Rabí de Galilea, por el divino mensaje que nos ofreció.

Nota 2 - Mensaje extraído del Libro: Ciudades Intraterrenas el Despertar de la Humanidad - GESJ




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web