3926

La falta de fe fragiliza al ser

11/05/2020



¡Hermanos!

¡Salve, la paz del gran psicólogo de la Tierra, el Amado Maestro Jesús!

Es compleja, la mente humana. Tratándose de seres espirituales viviendo una experiencia material, sus mentes trabajan y actúan fuertemente en los dos planos, astral y físico. Si la criatura se encuentra en una situación de fragilidad espiritual causada por el mal uso de su libre albedrío, los enemigos del pasado y otros seres inferiores se enfrentan con un campo abierto y propicio para actuar.

La mayoría de los encarnados, debido a la vida turbulenta, no tienen como objetivo desenvolver la fortaleza de la fe, la moral elevada, la religiosidad y la ética en las interacciones sociales.

Los hombres crean para sí mismos una vida cada vez más influenciada por los intereses materiales, aflojando sus defensas mentales, manteniéndose en terreno inestable, abriendo puertas para que los ociosos en busca de sensaciones y los diligentes trabajadores de las ciudades inferiores del plano astral actúen sin barreras ni dificultades para implementar sus tramas de obsesión, venganza y esclavitud.

De esta manera, se inicia, lento, - pero, ininterrumpido- el plan para poner en práctica la venganza hace mucho esperada por aquellos que, "creyéndose ultrajados" por años o siglos, esperan la destrucción de su desafección, procurando hacer la "justicia" tan ambicionada.

En verdad, las criaturas terrenas crean la oportunidad ideal para que estos seres actúen, pues no poseen el hábito de la oración y, tampoco, de ser vigilantes.

El modo de vida adoptado por la humanidad, en los días actuales, facilita el acceso de las sombras, sin ninguna barrera para impedirles su acción. Los hombres se distancian de los mensajes regeneradores del Maestro, adoptan una vida religiosa superficial y no cultivan una fe inalterable y robusta en los designios divinos. Por lo tanto, es imprescindible la reforma íntima queda para un segundo plano, pues la disposición para los placeres terrenos debilita la defensa de las multitudes que caminan vulnerables al asedio negativo.

Por lo tanto, hermanos, la profilaxis de la defensa en los tiempos modernos es la misma en todos los tiempos: culto en el hogar, reforma íntima continua e ininterrumpida, esforzándose al máximo para desenvolver la empatía y la resiliencia ante las adversidades y, principalmente, fe y confianza en el amor del Creador por todas Sus creaciones.

El hombre debe comprender que el único responsable por su ventura es él mismo, a través de sus acciones, y que nadie enfrentará por él, el dolor que acumuló a lo largo de las existencias, porque nadie pasa por adversidades sin que antes haya hecho algo por merecer.

Ama al prójimo, amar la vida y, principalmente, amar al Padre, por encima de todo.

Hermanos, ya bastan los dolores de cada día. No acumuléis dolores para vidas futuras y creer que el Padre jamás abandona a Sus hijos.

 

Juana de Angelis

GESJ - 20/01/2020 - Vitoria, ES - Brasil

 




RETORNAR ÀS MENSAGENS E DIVULGAÇÕES SALVAR IMPRIMIR COMPARTILHAR
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web