3996

No debéis aflojar a vigilancia

29/08/2021

      A+ A-


¡Hijas y discípulas de mi corazón!

En esta encarnación, pasasteis por pruebas, seguisteis por caminos que os llevaron al reencuentro con Margarida, para que iniciaseis verdaderamente la gran prueba de vuestras vidas.

Asumió esa gran guerrera, la tutela de sus hijas desviadas por su imprudencia, en un pasado muy lejano. En un esfuerzo supremo, esta hija de mi corazón, de rodillas, imploró al Padre la oportunidad de encaminar para la Luz a sus discípulas.

Su tarea fue cumplida. Ahora, cabe a vosotras, seguir el ejemplo dejado en la determinación, obediencia, renuncia y sacrificio a los placeres terrenales.

Si entendisteis el ejemplo que vuestra dirigente os dejó, no reposaréis la cabeza ni negligenciareis vuestro tiempo dedicado a los trabajos de la Luz.

Hasta que finalice vuestra encarnación, no deberéis, en momento alguno, relajar la vigilancia, pensar que todo está conquistado. Comandantes os lideran en el campo de batalla y el maestro Ramatis extiende Su mano generosa en el cuidado de vuestras vidas.

Si hay protección, vosotros deberéis corresponder con el trabajo, con la frecuencia en Casa, con el cumplimiento de vuestras tareas espirituales y de vuestra vida particular. Lo que está siendo evaluado no es solamente lo que hacéis dentro de la Casa Espírita, sino también en la convivencia en sociedad, ya que lo que cuenta es el todo y no solo el trabajo espiritual.

La batalla, -como dijeran el Valeroso Maestro Ramatis y el Iluminado Comandante Setun Shenar-, se dio en campo peligroso y su resultado repercutirá a lo largo de vuestras vidas. Esta hermana, -la Bestia-, es vengativa y orgullosa, y ya repasó a sus secuaces y comandantes, con su humor rabioso, que no admite ser derrotada por criaturas que ella considera frágiles.

Fueron desactivados laboratorios de reptilianos; antros, donde seres, tanto encarnados como desencarnados, se encontraban cautivos, con sus mentes secuestradas; desenredados médiums presos a estos seres por hilos que los comandaban en el plano físico; casas de prostitución, en la más abyecta situación, fueron invadidas, vaciadas y selladas, para que, en el momento oportuno, sean pulverizadas por la fuerza higienizadora de la Luz.

Es difícil, en pocas palabras, hablar del beneficio que esta lucha trajo para los encarnados, que caminan negligentes en la materia.

¡Salve, el Maestro Jesús, que proporcionó esta tarea benefactora!

¡Salve, el Maestro Ramatis, ¡que colocó a todos sus discípulos a disposición para el trabajo en nombre del Maestro Jesús!

Shama Hare, entre ustedes.

¡Salve, Jesús!

¡Salve, Ramatis!

 

Maestro Shama Hare 

GESH - 28/05/2021 - Vitoria, ES - Brasil




VOLVER A LOS MENSAJES Y DIVULGACIONES
CONTACTO CON NOSOTROS AHORA!
Todos los derechos reservados Extras e Instras | 2017
FBrandão Agência Web